Nuestra Historia.

El Bar Restaurante Tagoror se crea en la cueva de la forma más artesanal y ruda que uno se pueda imaginar, gracias al tesón y el empeño de D. Bartolomé Rodríguez López, Bartolo, que habiendo construido su casa cueva allá por el año 1955, decide llevar a cabo su sueño de crear un negocio próspero con el que dar sustento a su familia.

Blog Article Figure
D. Bartolo excavando la piedra

Así, gracias a la creación en la década de los 70 de la carretera que atraviesa el Barranco de Guayadeque, y aprovechando la coyuntura del aumento del turismo al Sur de la isla, se concibe la idea de crear un Bar en lo más profundo del Barranco de Guayadeque que permitiera a los visitantes disfrutar de ese genuino entorno y de comidas con sabor a tradición.

En 1976 se abre oficialmente la primera zona del restaurante

En 1976 se abre oficialmente la primera zona del restaurante, correspondiente al Bar –en la entrada- que pronto empezó a generar prosperidad y movimiento de visitantes de la zona y turismo a degustar de los paisajes y a degustar las delicias servidas, especial mención inicialmente el preciado pan.

El Restaurante Tagoror recibe al año más de 150.000 visitantes, siendo uno de los restaurantes más visitados de Canarias

Tras esta primera fase se sigue excavando en la roca para cumplir el deseo de Bartolo: “crear algo realmente grande, tascendente, original, diferente”. Con la misma paciencia y tenacidad consiguen abrir en 1984 el Restaurante Tagoror, tras más de quince años de duro trabajo y muchas ilusiones, compuesto por Bodega, Salones, tienda de artesanía, un macro salón preparado para actividades lúdicas y subdividido en cuevas, además de disponer de un espacio para almacenamiento de vino.

Hoy día el Restaurante Tagoror recibe al año más de 150.000 visitantes, siendo uno de los restaurantes más visitados de Canarias por canarios y foráneos de todo el mundo.